"Año del Bicentenario del Perú: 200 años de Independencia"

11.6 C
Puno
sábado, 27 noviembre 2021

La protesta de los sin huelga

Recomendados

Por: Hugo Supo

Cuando los ciudadanos de a pie nos tropezamos con un paro acatado por cualquier sector tenemos distintas reacciones; si nos identificamos con la medida la apoyamos y nos solidarizamos, en caso contrario pedimos a las fuerzas del orden poner orden y autoridad. En cualquiera de los casos, lo difícil es ser policía; éste tiene la obligación de que –por más identificado que se encuentre con las luchas sociales- tiene que repeler cualquier tipo de violencia y en ocasiones hasta ser el que actúa en contra los que levantan los brazos contra la opresión. En suma, ser policía es también ser el malo de la película, carne de cañón, el aparente enemigo de nuestras motivaciones reivindicativas. Empero, ellos piensan diferente a como los vemos, en realidad también son sector maltratado, el sueldo de un subalterno varia de entre 1200 a 1500 soles, pero ellos no pueden decir nada, la ley les prohíbe protestar; ni hablar de huelgas. En las siguientes líneas se imprimen algunas versiones de policías en actividad, quienes a pesar de que temen ser identificados dicen su verdad respecto al bono que fue otorgado con mucha pompa por la gestión García. Viene un paro en adelante, el presente artículo es un termómetro de cómo van las cosas al interior de la institución. (Para proteger a nuestros entrevistados evitamos poner sus nombres a pedido de ellos mismos por temor a represarías)

TESTIMONIO: Policía en actividad, presta servicio en Puno hace 13 años

“Para empezar tengo que decir que el sueldo que percibimos (los policías) es ínfimo en comparación al riesgo de vida que nosotros tenemos, como en los paros y otras coyunturas donde siempre salimos a controlar el orden, con riesgo de sufrir daños; hay colegas que han estado en desalojos y han venido golpeados, los han agarrado a hondazos. El monto que nos pagan no cubre, peor cuando uno tiene familia, (el sueldo) es apenas para sobrevivir y uno no se puede dar calidad de vida. Sobre el bono, prácticamente es para callarnos la boca, para evitar el paro del 05 de abril, pero no compensa en nada; por eso es que muchos sub oficiales piensan acatar la huelga. Otros tenemos miedo, uno tiene temor a que nos puedan “botar”; claro, en los brigadieres con más de 30 años de servicio no hay eso, ellos ya tienen cédula vida asegurada, ellos no tienen temor, los técnicos de más de 20 años por ejemplo me han dicho: voy a acatar la huelga, que nos sancionen, no importa. En nuestro caso no es así, por solamente faltar un día al trabajo nos sancionan con seis días, claro a otros “les llega esa situación”, pero en otros hay temor a un proceso administrativo. En otras palabras nos amordazan, nos amenazan sin decirlo abiertamente, todos los lunes cuando hay formación en la XII DIRTEPOL, un suboficial nos lee el reglamento del policía, con eso nos siembran temor, eso pasa desde las 7:30 de la mañana, nos leen esa parte en la que se dice que no podemos hacer huelga, que eso no es legal. Luego cuando hay paros nos declaran en inamovilidad, trabajamos 12 o 14 horas y no hay recompensas”.

TESTIMONIO: Policía en actividad en Puno, experiencia 23 años.

“Eso (el bono) simplemente es un paliativo, hay que considerar ante todo la labor de la Policía, apelamos a la Constitución (Política del Perú), allí dice que el trabajo es de ocho horas, pero el policía no trabaja ocho horas sino 24 horas, hace mucho tiempo se está pidiendo la homologación, pero tenemos el inconveniente de que según la Constitución no debemos reclamar, se está buscando el mecanismo de exigir nuestros derechos. Por ejemplo el policía no tiene feriados, ni sábado ni domingo, se trabaja más de ocho horas, con decir que ahora con este paro (contra el Inambari), estamos desde ayer (jueves) a las cero horas, hasta ahorita no hemos descansado, sólo con algunos periodos pequeños, luego hemos tenido que regresar. El bono es un paliativo, y la verdad hay mucho malestar con mis colegas, se dice ahora lo del paro del 5 de abril, en la región muchos podrían paralizar, pero hay temores. De todas maneras se podría aprovechar, hacerse sentir, el malestar es a nivel nacional; hay muchas formas de protestar, como la de brazos caídos, o sea están asaltando, robando y evitas intervenir. Hay descontento, yo trabajo mis ocho horas y lo hago eficientemente, luego descanso; pero el Gobierno abusa, por ejemplo en la guardia en un hospital un personal lo hace, luego descansa dos días, encima les paguen por la noche; aquí no, el policía lo único que quiere es que le reconozcan su trabajo, lo que dice la Constitución, aunque sea seguimos trabajando horas extra como siempre lo hemos hecho, pero que nos reconozcan. Pero como no tengo derecho a reclamo, no tengo sindicato y por eso abusan”.

TESTIMONIO: Policía en actividad en Puno, experiencia tres años

“El bono trata de justificar los años que el gobierno se descuidó con la Policía Nacional del Perú (PNP) y el Ejercito, en realidad hemos pedido un aumento de sueldo para todos, pedimos lo justo, somos un sector muy olvidado, no se atiende al Ministerio del Interior, por ejemplo las comisarias están deterioradas, eso es claro ejemplo de la falta de presupuesto y falta de atención al sector; el sueldo es totalmente justo y necesario para la familia policial, nosotros los suboficiales de tercera estamos ganando 1200 soles, eso es lo que sacamos apenas, hay descuentos; creo que con el costo de vida de ahora, ese sueldo no alcanza, hay sectores que hacen huelga y protestan con justo derecho, a ellos les dan, pero nosotros no tenemos ese derecho; a pesar de eso sabemos que nos corresponde como a otros ministerios. Una consecuencia de esto es para el 5 de abril, convocaron a una huelga, pero el Gobierno ha dado este incentivo, lo que es simplemente para opacarnos en la convocatoria del paro, a ese para en el que supuestamente estamos comprometidos. Es cierto que nosotros en situación de actividad, no tenemos derecho a protestar, pero creo que encontraremos otros mecanismos de protesta, con familiares o los compañeros en retiro, en todo caso nos uniremos con los de las Fuerzas Armadas, con el bono han tratado de aminorar el ánimo de los policías”.

TESTIMONIO: Policía en actividad, servicio en Juliaca, experiencia 10 años

“Debemos analizar primero que nosotros los policías estamos en uno de los sectores más golpeados del Estado, nunca se nos considera cuando se hacen aumentos, hace mucho tiempo que nuestras familias están esperando, pero el Gobierno simplemente calla, muchos somos profesionales, en mi caso por ejemplo tengo otra profesión, la verdad es injusto que tenga que trabajar más horas de lo que corresponde sin ganar lo básico para mi familia, y eso que por mi condición estoy en peligro casi siempre, eso es incluso preocupación para la familia, uno no puede estar tranquilo. Mira no es por justificar, pero después se quejan del por qué tanto policía corrupto, incluso sin miedo podría decir que a veces uno cae por eso, este Gobierno no está obligando a la mendicidad. No creo que el paro del 5 de abril tenga mucho éxito, ya han soltado el bono para calmar las aguas, eso de todas maneras divide, pero ten seguro que las esposas, los familiares y los colegas en retiro van a salir a protestar. En resumen te digo que no queremos el bono, nuestro pedido es aumento de sueldo”.

TESTIMONIO: Policía en actividad, alguna vez castigado por “rebelde”, a punto de jubilarse, actualmente trabaja en Juliaca.

“Lamentablemente el gobierno ha otorgado este bono a fin de distraer a todo los miembros de la Policía Nacional del Perú (PNP), cree que con este bono está satisfaciendo las necesidades de los miembros de la institución, pero no es así, por cuanto el dinero sobrante, tanto de los gobiernos municipales y regionales es cuantioso, y esos mil soles (bono) no es el monto adecuado para cada efectivo, sino debe ser mucho mayor, eso lo han hecho para callar las expectativas de los policías, por cuanto se ha programado un paro nacional para el 5 de abril, pero los policías no somos tontos ni ingenuos, en el momento están en pie de lucha, están conscientes de que esto no es suficiente, queremos el aumento, no el paliativo. En Lima la dirigencia nacional está en pie de lucha, ella ha convocado y de todas maneras se llevará, en provincias estamos igual, estamos pendientes de cualquier anuncio de la dirigencia nacional. Ahora, no solamente es la remuneración, sino también el material, por ejemplo no se recibe el uniforme, ahora últimamente el general (Javier Sanguinetti) entregó algunas casacas, pantalones y zapatos; eso no es suficiente, se necesita de mayor uniforme, tampoco hay material logístico, hasta papeles, no hay papeles, el policía tiene que sacar de su dinero, el policía está abandonado, el Estado no se preocupa de ello, pero cómo va brindar un buen servicio si no tiene nada, el policía no tiene herramientas, para prevenir cualquier reclamo o protesta, el policía debe cumplir, pero no se recibe dotación. Reitero que el paro no se ha suspendido, hay paro de todas maneras. Todo el manejo en la Policía, es a nivel de Puno, cada puesto en la Policía se compra, tiene precio, el policía tiene que invertir para trabajar; por ejemplo en droga se paga de 500 a 700 dólares, y eso se paga en Puno, entonces si paga cómo va cumplir su función a conciencia, el policía paga para trabajar y todo está enquistado en corrupción”.

ENTENDIENDO EL BONO POLICIAL

El 05 de abril próximo podría ser una fecha histórica para el Perú y las fuerzas armadas, para esa jornada fue fijada un paro nacional de la Policía y los militares, según dijeron sus dirigentes en memoria a la gesta de hace 35 años, a un 05 de febrero de 1975, cuando la Policía Nacional se declaró en huelga reclamando mejores condiciones laborales al entonces gobierno militar de Juan Velasco Alvarado.

El asunto de fondo es –otra vez- mejores condiciones laborales para los uniformados, no el bono de disimulo que fue ordenado por el presidente Alan García hace algunos días, es un aumento real a un sector más que olvidado, el que no puede asumir huelgas, ni paros, ni arrojar piedras, ni enfrentarse con bombas lacrimógenas, ni nada más que obedecer al sistema implantado desde los grupos de poder.

El pomposamente presentado bono para militares y policías en actividad tiene las siguientes características según lo ha anunciado el propio Presidente de la República: La bonificación, denominada “Compensación por Defensa y Orden Interno”, es especial extraordinario de mil soles (344 dólares) y una comisión se encargará de proponer una reestructuración de sus sueldos.

Según el Gobierno beneficiará a unos 150 mil efectivos de las Fuerzas Armadas y la Policía, todo ello significará un gasto de unos 150 millones de soles (51,7 millones de dólares). Este bono solamente es para personal en actividad, además de las viudas del personal militar y policial, fallecidos en acciones de armas contra la subversión o la delincuencia. “El mismo monto se entregará también al personal de las FF.AA. y Policía que sufrieran de discapacidad permanente o total en cumplimiento del deber”, dijo Alan García.

García también dijo que cumplirá con otorgar un aumento de sueldo de 100 soles (34 dólares), que se pagará en dos partes, la mitad en marzo próximo y la otra en julio. Sin embargo, el descontento no ha cesado, es un conflicto latente, y estamos seguros de ingresar a una coyuntura totalmente preocupante.

Un ejemplo de lo que los policías podrían hacer es lo ocurrido con el suboficial de la policía peruana Edward Casas, quien fue detenido por participar en un plantón, en el que se reclamó el aumento de sueldos para su gremio y donde anunció los preparativos para un paro policial nacional.

Publicado en Los Andes

(Hugo Supo es egresado de la Escuela Profesional de Ciencias de la Comunicaci?n de Puno-Per?, jefe de prensa en el Diario Los Andes, periodista de Pachamama Radio)
- Advertisement -spot_img

Más artículos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Más leídos