"Año del Bicentenario del Perú: 200 años de Independencia"

5.6 C
Puno
miércoles, 14 abril 2021

Gasoducto y punto

Recomendados

Por: Hugo Supo
Este es un momento histórico para Puno. Si de hitos tuviéramos que hablar, la llegada del gasoducto tendría que ser el más reciente e importante en nuestra historia. Es ahora o nunca como suelen decir los más románticos, tienen razón, quepa ahora un tanto de romanticismo a este proceso.
Soñamos con una región desarrollada, competitiva y con oportunidades para todos, anhelamos un pueblo que haya abandonado, de una vez por todas, esa suerte de despensa a la que nos ha condenado por el poder centralista.
Y no son las casualidades que nos llevarán a conseguir estos sueños, no vamos a repetir la historia de postergación que significó la electrificación monofásica del altiplano, no es con el “gas virtual” que vamos a despegar, no con ese conformismo.
Las dudas sembradas por el mismo Ministerio de Energía y Minas sobre el proyecto de Gasoducto Sur Peruano no hacen más que ratificar que nunca hubo voluntad por compensar a Puno, tampoco lo hay ahora, ni siquiera para dar una explicación digna.
El altiplano debe tenerlo claro, nuestros voceros deberían unificar sus mensajes y caminar hacia la senda que todos queremos: el gasoducto.
Ya no estamos para distracciones. Es técnicamente inviable -por ahora- traer gas de Bolivia, lo es igualmente romper el contrato con el consorcio Gasoducto Sur Peruano para pedir el respeto al trazo inicial que habría pasado por Puno, los gasocentros son solo paliativos temporales y los estudios que nos pedirán ya están avanzados en el archivado Gasoducto Sur Andino. La única posibilidad, rápida y viable es una adenda al contrato firmado por el Estado en julio pasado, allí se debe garantizar no solo los estudios, sino la construcción del ramal puneño. Esa es la verdad.
En resumen, que no salga el presidente regional a decir que esto está politizado, que no vengan estos congresistas ineficientes a ensartarnos con foros informativos, que no llegue el MEM a enredarnos con asuntos de demanda y costos.
Aquí la cosa está clara señores del Gobierno, el gasoducto a Puno debe garantizarse con la ya solicitada adenda al contrato que acaban de rubricar, ¿y la demanda? Tenemos tiempo para crearla mientras construyen el ducto, un quinquenio más o menos, para eso debemos hablar de una ley de compensación tributaria para el altiplano.
Hasta ahora hemos sido la última rueda del coche, hasta ahora. (Publicado en Correo Puno 28/08/14 Foto: Internet)
(Hugo Supo es egresado de la Escuela Profesional de Ciencias de la Comunicaci?n de Puno-Per?, jefe de prensa en el Diario Los Andes, periodista de Pachamama Radio)
Artículo anterior“Es macho pe”
Artículo siguienteEl 5 de octubre no habrá ganador
- Advertisement -

Más artículos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -

Más leídos