"Año del Bicentenario del Perú: 200 años de Independencia"

10.6 C
Puno
domingo, 17 octubre 2021

El Perú formal y el Otro Perú

Recomendados

1. Bajo la República ¿sufre menos el indio que bajo la dominación española? Si no existen corregimientos ni encomiendas, quedan los trabajos forzados y el reclutamiento. Lo que le hacemos sufrir basta para descargar sobre nosotros la execración de las personas humanas. Le conservamos en la ignorancia y la servidumbre, le envilecemos en el cuartel, le embrutecemos con el alcohol, le lanzamos a destrozarse en las guerras civiles y de tiempo en tiempo organizamos cacerías y matanzas como las de Amantani, Ilave y Huanta (…) No se escribe pero se observa el axioma de que el indio no tiene derechos sino obligaciones. Tratándose de él, la queja personal se toma por insubordinación, el reclamo colectivo por conato de sublevación. Los realistas españoles mataban al indio cuando pretendían sacudir el yugo de los conquistadores, nosotros los republicanos nacionales le exterminamos cuando protesta de las contribuciones onerosas, o se cansa de soportar en silencio las iniquidades de algún sátrapa. (Manuel Gonzáles Prada, Horas de Lucha, 1904).

3. Al llegar a las ciudades los migrantes encontraron un mundo hostil. Se dieron cuenta que, si bien la sociedad formal tenía una visión bucólica del Perú profundo y le reconocía el derecho a la felicidad, nadie quería que ese ´´Perú profundo´ bajase a las ciudades. Los programas de asistencia y desarrollo para tales áreas estaban dirigidos a que los campesinos progresaran ahí donde se encontraban; es decir, lejos de las ciudades. Se esperaba que la civilización llegase al campo, no que los campesinos vinieran a buscarla. La hostilidad llegó a extremos. En los años 30 se prohibió la construcción de departamentos baratos en Lima. Testigos de la época afirman que el Presidente Manuel Prado tomó alguna consideración, a principios de los años 40, a una curiosa iniciativa para mejorar la raza, consistente en estimular la migración de escandinavos hacia las ciudades del país. (Hernando de Soto, El Otro Sendero, 1987).

3. He aquí uno de los grandes dramas del bicentenario republicano, la vigencia de los dos Perú, el formal y la Patria invisible de la que hablaba Basadre. La muestra más coyuntural es la segunda vuelta entre Pedro Castillo y Keiko Fujimori. Nunca antes, la clase dirigente del país supo amalgamar el Estado-nación y hoy tampoco tenemos certeza, ¿alguno será capaz de hacer el quiebre en la historia? (Correo Puno Juliaca 15/04/21)

- Advertisement -spot_img

Más artículos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Más leídos