"Año del Bicentenario del Perú: 200 años de Independencia"

3.2 C
Puno
domingo, 1 agosto 2021

De las comunidades campesinas

Recomendados

A propósito del Día del Campesino, recordado cada 24 de junio, es bueno preguntarse, por qué el sistema nacional de inversión prefiere trabajar con grupos de productores, asociaciones y familias productoras, más no con comunidades campesinas.

En efecto, buena parte de la inversión rural (pública y privada) está enfocada actualmente en los productores con nuevas formas de organización y no en las comunidades campesinas que, en teoría, representan el bien común, alternativa al capitalismo vigente.

El gran sueño de la Reforma Agraria era la continuidad productiva de las antiguas haciendas mediante las empresas comunales, pero estas fracasaron, ya sea por la corrupción de sus administradores o la falta de capacidades de los mismos campesinos que sabían trabajar la tierra, pero no administrar el sistema productivo.

Después, la parcelación solo fue cuestión de tiempo, alentado, además, por el Alanato I, que abandonó a su suerte a los campesinos y auspició el desbaratamiento del sistema productivo rural.

Desde entonces, aquello de la propiedad colectiva es solo parte del romanticismo andino. Basta con darse una vuelta por nuestros campos, en donde la comunidad es un formalismo (en asuntos de producción) y salta a la vista la propiedad privada.

Aunque, esa pequeña propiedad tampoco sirve para emprender el camino de una gran producción que permita al campesino peruano salir de la subsistencia e insertarse en la economía global.

A estos problemas, se suma la creciente migración a las ciudades de parte de los jóvenes, dejando al campo sin fuerza productiva y con futuro incierto frente a las amenazas del sistema económico.

Los milenarios ayllus, hoy comunidades campesinas, pasan por su momento más crítico; sin apoyo estatal ni privado, poco podría hacerse para sostener la institucionalidad comunal, una institucionalidad, por cierto, que puede contribuir muchísimo en asuntos éticos y morales, tan necesarios en estos tiempos. (Correo Puno Juliaca 24/06/21)

Artículo anteriorInmunidad de rebaño
Artículo siguienteLos otros bicentenarios
- Advertisement -spot_img

Más artículos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Más leídos